news_photo_14112_1311285591

House of Cards en Netflix, llegan cambios en el consumo televisivo

La semana pasada se estrenaba House of Cards, el thriller político protagonizado por Kevin Spacey y dirigido por David Fincher.

Hasta aquí una noticia más, lo novedoso realmente es la ventana de estreno: Netflix. Ni HBO ni AMC ni Showtime… Netflix, la plataforma de vídeo que ofrece series y películas en streaming desde 1997. Y no solo es novedoso el canal, sino también el lanzamiento en sí: no se ha estrenado un solo capítulo, sino trece a la vez. 

Los creadores del videoclub online han asegurado que no les importa cuándo se verán los capítulos ni cuánta gente los verá. Si lo harán este mes o el siguiente, de hecho han dado a entender que quizá nunca revelen cuántos espectadores han disfrutado de esta producción de más de 3 millones de dólares. Han puntualizado que tampoco tienen previsto revelar los datos de otras series futuras, como la vuelta de Arrested Deveolpment.

house-of-cardsEstas declaraciones, lógicamente, han causado un gran revuelo en la industria de la televisión. Algunos showrunners y ejecutivos de distintas cadenas han respondido a esta noticia con recelo, viéndolo como un gesto de cobardía por los posibles malos datos. Más allá de estas rencillas, este estreno supone algunos cambios en el paradigma del consumo televisivo. Hasta ahora las audiencias y los shares han sido la única forma de medir el éxito o fracaso de un producto televisivo. Cierto es que aún siguen siendo así, listas de ventas en iTunes, Amazon, Billboard, Nielsen… todo se mide, se monitoriza, se analiza y se cuantifica el retorno de la inversión. 

Netflix se separa de esta carrera por los datos, por ahora los números no son su prioridad.

¿Por qué a Netflix no le preocupan los números?

 - Aquí y ahora vs. Cuando y donde quieras. Los canales convencionales tienen que aglutinar a una gran audiencia en un momento concreto del día y, aún con esa limitación, conseguir suficiente audiencia. Netflix es diferente, se puede ver en cualquier momento y, sobre todo, con el tiempo se puede llegar a ofrecer al abonado el programa que realmente le gusta, basado en sus hábitos televisivos. Es decir, lo que todos estamos escuchando últimamente: VOD o video bajo demanda.

- Teoría del long tail, la segmentación y los nichos.  La TV convencional tiene otra limitación: solo los programas que impactan rápido y en un gran público sobreviven. En la TV por internet los programas más nicho pueden evolucionar, encontrando a más audiencia con el tiempo. En Netflix hacen hincapié en que claro que les importa cuánta gente ve sus programas, solo que no ahora mismo, sino con el tiempo. El dueño de Netflix hace una comparación con el beisból (no podía ser de otra manera tratándose de EEUU):  “La tele convencional solo puntúa con home runs y la tele por internet lo hace también con dobles, triples y sencillos.”

Las declaraciones de los dueños de Netflix ha podido crear revuelo en las altas esferas, pero en términos realistas así es como consumimos la televisión la mayoría de nosotros (aunque no con ofertas legales). Vemos las series cómo y cuándo queremos, las descubrimos con el tiempo, las revisionamos y eso es lo que algunas plataformas están aprendiendo.

- Fidelización a largo plazo

Esta fidelización  sin prisas no es exclusiva de Netflix, la HBO y su ‘watch-when-you-want’ programa contenidos que en su lanzamiento no tuvieron mucha aceptación entre el gran público. En cifras, HBO y Showtime tienen algo en común: se van sumado espectadores lentamente cada semana o incluso cada mes después de su estreno gracias a la oferta de video bajo demanda. Un ejemplo es el The Wire, nunca tuvo éxito en antena pero la mantuvieron 5 temporadas porque construía su marca de “no somos TV” y mantenía un segmento de su base de suscriptores. Si les gusta un programa ven más y si ven más, valoran más el servicio. La diferencia con cadenas públicas o por cable es que se interesan por el engagement, pero no en qué momento existe.

- Modelo de negocio no basado en la publicidad

El hecho de su indiferencia respecto a cuándo se ven los contenidos está vinculado a que es un servicio cuyo modelo de negocio está basado en la suscripción. Ni las audiencias ni los ingresos por publicidad forman parte de su negocio mientras el usuario pague sus 8 dólares al mes. Al no estar limitados por la necesidad de anunciantes, un programa no necesita ser un hit en los medios para considerarse un éxito. Lo que importa para Netflix es que un consumidor vea una razón para seguir o empezar a pagar su cuota mensual.

news_photo_14112_1311285591

Cambios (o no) a partir de House of Cards

Son muchas las preguntas que surgen, más allá del modelo de negocio, enfocadas más al modo de consumo y continuidad de las producciones.

- ¿Qué pasa con los spoilers? En Vulture ya han creado un foro de discusión para aquellos que ya hayan visto la primera temporada entera y no revienten la historia al resto. Es cierto que al estar disponible “de golpe” toda una temporada, da más pie a poder sufrir ese mal tan seriéfilo que por la naturaleza de estreno de las series antes era menor. Sin embargo, el spoiler ya se sufre aunque el estreno sea semanal o mensual, siempre hay alguien que la ha visto antes que tú. Quizá en EE.UU. sea más alarmante, pero para españoles que vemos series extranjeras es casi el pan de cada día.

- No solo son los spoilers, también hay quien se pregunta por la magia de la espera de un capítulo a otro . Se habla del fin del cliffhanger, de esos últimos minutos que te dejan en shock sin saber qué va a pasar hasta unos días después. De nuevo, esto ocurre con las series que sigues en el momento de su emisión, no con las que descubres con el tiempo y te das atracones de una temporada en dos días (o mucho peor).

- A aquellos que les concierne el Social TV, sobre todo en términos económicos, les preocupa que este nuevo modo de estreno haga perder buzz en las redes sociales, al perderse el momento eufórico en el que quieres twittear o compartir sobre lo que acabas de ver. En mi opinión, esto no es demasiado relevante, puesto que ya se sabe que los programas más sociales son aquellos en directo o de eventos puntuales, no lo son tanto el cine ni la ficción televisiva.

- Por último, se crean algunos enigmas en relación a la duración de estos contenidos de producción propia. ¿Cómo sabremos qué hará a una serie continuar si no son importantes los datos? ¿Confiarán en producir más temporadas aunque en un primer término no esté siendo un éxito ni siquiera en suscripciones?

¿Y En España..?

El pasado mes de Enero asistí a un encuentro con Jacinto Roca ,el CEO de Wuaki.tv . Una de las preguntas al final de la charla fue en relación a si tenían pensado en un futuro crear contenido de producción propia. Su respuesta fue que de momento es algo muy costoso y no es algo que tengan en mente.  Sinceramente, es lógico, en EE.UU. ya llevan algunos años con el video bajo demanda y pueden dar un paso más: el de la producción propia. Aquí aún no se han asentado las bases de este modelo de negocio y son varias las barreras contra las que luchan.

En cuanto a House of Cards (pues con tanto revuelo se está hablando más del modelo de negocio que de la serie en si) se podrá ver en Canal + a partir del 21 de Febrero con capítulos semanales y podéis leer nuestra opinión aquí.

Fátima Cayetano

Fátima es Licenciada en Com. Audiovisual... y un poco incrédula.
Creía que la ciencia ficción le aburría hasta que devoró la primera temporada de Lost en un suspiro. La fantasía medieval era para frikies, pero se rindió ante Tyrion Lannister. La estética de los 50’s terminó de enamorarla cuando se topó con los Draper y le cansaban las urbanizaciones americanas hasta que apareció en su vida Nancy Botwin... Ahora dice que los zombies nunca han sido de su agrado, pero lo que nunca se le resiste es un buen drama.
Y ahora tampoco todo lo relacionado con TV Social, Transmedia y Branded Content.

Latest posts by Fátima Cayetano (see all)

3 thoughts on “House of Cards en Netflix, llegan cambios en el consumo televisivo

  1. Te felicito, compañera. Súper interesante el artículo, así como el tema en sí. Yo creo que el tema del cliffhanger, por fijarme en algo concreto, no tendría por qué desaparecer, y es algo muy secundario. Aunque precisamente creo que ha nacido a raíz del esfuerzo por mantener una audiencia fiel semana a semana. Cosas como esta son las que realmente se tenían que haber hablado en mesas redondas como la del Festival de Series de Canal Plus: hay que reconocer que los ponentes que asistieron no enfocaron su charla a estos temas que sí son concretos y sí tienen seguidores.

  2. Muy bueno el post Fátima.

    Yo creo que lo de dar o no las cifras variará en función de los resultados y si no al tiempo.

    A mí personalmente me precupa el tema spoiler ya que, puedes desconectar una semana para que no te destripen los Finale Season de Homeland o Dexter pero como se evita que te destripen toda la temporada?

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>